6 de junio de 2017

Reseña















Sinopsis: En un mundo sin magia, y tras un año de trabajos forzados en las minas de sal, una joven asesina es convocada al palacio. Pero ella no acude para acabar con el sanguinario rey que gobierna desde su trono de cristal, sino para conquistar su propia libertad. Si vence a veintitrés asesinos, ladrones y guerreros en una competencia a vida o muerte, será absuelta de prisión para ejercer como campeona real. Su nombre es Celaena Sardothien.
El príncipe la provocará. El capitán de la guardia la protegerá. Una princesa de lejanas tierras se convertirá en su amiga. Pero algo maligno mora en el castillo y está ahí para matar. Mientras sus competidores van cayendo uno a uno, la lucha de Celaena por su liberación deviene una lucha por la supervivencia y una incesante búsqueda del origen del mal antes de que éste destruya su mundo.

Opinión personal: Trono de Cristal cuenta la historia de Celaena, la Asesina de Adarlan. Desde los 8 años es entrenada para matar y no tenerle miedo a nada ni a nadie. Estuvo todo un año trabajando duro en las minas de sal y luchando por su vida. Se repetía a si misma la frase "no tengo miedo" que le impidió hacerse pedazos en la oscuridad de las minas. Y con la llegada del príncipe heredero a Endovier, hace un trato con el príncipe Dorian a cambio de su libertad. Este trato consiste en ser la campeona del rey por cuatro años y después de ese tiempo poder recuperar la libertad. Pero primero deberá pasar unas pruebas y enfrentar a sus rivales (asesinos, ladrones y guerreros de toda Erilea). Y si es la ganadora, podrá disfrutar la vida sin depender de nadie, no tener que ser esclava ni tener que obedecer órdenes de nadie.
Durante la competencia deberá ser reconocida por un nombre falso para ocultar su verdadera identidad y se hará pasar por una ladrona de joyas.
En Adarlan entrenará con el capitán de la guardia, Chaol. Él la ayudará a volver a recuperar su estado físico y además le hará recordar que es la asesina de Adarlan y que es la más temible. El confía en ella y sabe que ganará.
También Celaena ganó la confianza de Dorian, su amistad y algo más...
Con la llegada de la princesa Nehemia de Eyllwe descubre un nuevo sentimiento que no pudo compartir con nadie, el amor de la amistad. Aunque Celaena inventa otra historia sobre su vida para no ser reconocida como una asesina, el amor incondicional de la amistad es lo que mas importa. Juntas pasarán por situaciones mágicas que deberán enfrentarlas y hasta darían su vida por la salvar a la otra.
Además de la competencia, Celaena deberá enfrentar a un monstruo que es invocado por alguien utilizando las marcas del Wyrd. No piensen que esas marcas son utilizadas sólo para el mal, si se las emplea para el bien pueden abrir otros mundos para que salvar a todos del mal.
Y ahí es cuando Celaena vuelve a vivir después de un año de oscuridad y la frase "no tengo miedo" comienza a tener sentido...

Es el segundo libro que leo de esta autora y la verdad es que lo amé más que ACOTAR.
Me quedé con las ganas de seguir leyendo, de saber como va a ser la vida de Celaena como campeona del rey y si al final de enamora de Chaol o de Dorian o de alguien mas...
También me gustó como escribe Sarah J. Maas y ,aunque me duele decirlo, traté de no usar post-its pero fue imposible porque:
1)soy adicta a los post-its
2)había frases que como me gustaron mucho las tuve que marcar
Es la primera vez que quiero leer la continuación de un libro porque, a veces, ya termina con un final feliz o no me gustó mucho el libro. Por ejemplo, con el libro ACOTAR de la misma autora siento que la historia termina bien y los personajes son felices. Y no quisiera leer ACOMAF y ACOWAR y que no me termine gustando la saga. Además me enteré de que Tamlin y Feyre de separan... Así que no pienso leerlos. Pero con Trono de Cristal pasó lo contrario, necesito saber cómo sigue la vida de la protagonista, si encuentra el amor, si sigue su amistad con la princesa o SI MUERE.
En serio me gustó tanto esta historia que fue tan fácil para mí entrar en ese mundo, imaginarme las marcas del Wyrd y sentir lo mismo que sentían los personajes. Además, soy una lectora que tiene que leer en silencio y sola en mi cuarto pero a este libro lo pude leer en cualquier lado y en cualquier momento. Lo leía en mi pieza, en el living con la música fuerte, en el auto y hasta en la calle. Lo llevaba a todos lados porque a este libro no lo podía soltar.